La mujer escribe y eso es lo que importa










30 de septiembre de 2016

Warsan Shire, Souvenir


Obra de Gabriel Moreno



SOUVENIR

Trajiste la guerra con vos 
sin darte cuenta, quizás, sobre tu piel 
en valijas apuradas 
en fotografías 
plumas de guerra en tu pelo 
bajo tus uñas 
quizás estaba 
en tu sangre. 

Viniste a veces con familias enteras, 
a veces con nada, ni siquiera tu sombra 
aterrizada en tierra nueva como una aparición con fuerte acento 
jeans rígidos y sonrisa desesperada, 
lista para adaptarte, trabajar duro 
olvidar la guerra 
olvidar la sangre. 

La guerra se sienta en los rincones de tu living 
se ríe con vos con tus programas de televisión 
llena los silencios en todas tus conversaciones 
suspira en las pausas de los llamados telefónicos 
te da excusas para dejar situaciones 
reuniones, gente, países, amor; 
la guerra se acuesta entre vos y tu compañerx en la cama 
se para detrás de vos frente al lavatorio del baño 
hasta tu dentista saltó hacia atrás del agujero espacio-temporal 
de tu boca. Sospechás 
que probablemente fue la guerra lo que vio, 
tanta sangre. 

Conocés la paz como alguien que ha sobrevivido 
a una larga guerra, 
la tomás un día a la vez porque todo 
tiene el aroma de una posible guerra; 
sabés cuán fácilmente puede empezar una guerra 
un momento calma, al siguiente sangre. 

La guerra da color a tu voz, la entibia incluso. 
No hay inclinación sobre si fuiste 
la asesina o la llorona. 
Nadie pregunta. Quizás fuiste ambas. 
No has besado a nadie desde hace tiempo. 
Para vos, todo tiene gusto a sangre. 





SOUVENIR

You brought the war with you
unknowingly, perhaps, on your skin
in hurried suitcases
in photographs
plumes of it in your hair
under your nails
maybe it was
in your blood.

You came sometimes with whole families,
sometimes with nothing, not even your shadow
landed on new soil as a thick accented apparition
stiff denim and desperate smile,
ready to fit in, work hard
forget the war
forget the blood.

The war sits in the corners of your living room
laughs with you at your tv shows
fills the gaps in all your conversations
sighs in the pauses of telephone calls
gives you excuses to leave situations,
meetings, people, countries, love;
the war lies between you and your partner in the bed
stands behind you at the bathroom sink
even the dentist jumped back from the wormhole
of your mouth. You suspect
it was probably the war he saw,
so much blood.

You know peace like someone who has survived
a long war,
take it one day at a time because everything
has the scent of a possible war;
you know how easily a war can start
one moment quiet, next blood.

War colors your voice, warms it even.
No inclination as to whether you were
the killer or the mourner.
No one asks. Perhaps you were both.
You haven’t kissed anyone for a while now.
To you, everything tastes like blood.






Warsan Shire (Kenya, 1988)
Reside en Londres
ESCRITORA/POETA/EDITORA/PROFESORA
de Our Men Do Not Belong to Us, Sleepy Hollow, 
NY: Slapering Hol Press, 2014
Traducción de Gabriela Adelstein, Buenos Aires, 2016 
para saber sobre ella en: I-D
para leer más en: LA TRIBU DE FRIDA




29 de septiembre de 2016

Analía Giordanino, 3 poemas 3


Obra de Karine Léger



LIMPIEZA DE ROPEROS

Cuando tiro, cuando ordeno y cuando limpio
me desprendo de los caprichos de la memoria:
valores históricos fugaces,
tacos de una sola fiesta,
vestidos de talle volátil
que iniciaron algo y que ahora son
copas desparramadas
sin el cumpleaños feliz.

Cuando tiro, cuando ordeno y cuando limpio
canto una canción nueva.

A la luz del sol me muevo, trabajo
como pequeña partisana y canto:
¡Oh, bella, adiós,
bella, adiós,
bella, adiós!

(de Terrícola, Iván Rosado, Rosario, 2015
Selección, edición y prólogo de Julia Enriquez,
Daiana Henderson, Bernardo Orge,
CCPE AECID :e(m)r; ES, 2015)


Obra de Karine Léger



PUNTADA CON HILO

Cuando enhebrás una aguja
a veces el hilo que se enhebra se afina
por zonas diminutas.
Hay que mojarlo con la lengua
para que entre en el ojo de la aguja.
A veces no entra.
El ojo puede ser grande
y entonces parece que es fácil enhebrar.
Es fácil. Pero después
la punta te abre
un redondel grande en la tela
en la trama.
Y el nudo que amarra costura
al final del hilo se pierde
pasa como agua.

Las agujas que sirven
son las de ojo chico:
para costuras a mano
para ruedos finos
para puntada escondida.

Una costura a mano se resuelve así:
levantás un hilo de la trama visible
das la lazada arriba
(esa tela no se verá,
no importa si picás grande)
terminás el punto abajo
(queda un ángulo agudo)
en otro hilo de la trama visible.

Es como los dos caminos: el ancho y el difícil.
¿Te acordás de las figuritas difíciles?
Pocas había. Muchos sobres había que comprar.
Si el hilo es nuevo y no hay irregulares en el enrolle
tampoco quita que sirva una aguja de ojo grande.
Pasa lo mismo: la puntada corre y no queda.

Yo no quiero decir nada con esto.
Pero algo quiero decir.

El amor es un trabajo como cualquier otro.

(en Yo soñaba con comprarme una combi, Erizo Editora, 2013)





Obra de Karine Léger



DESPIERTA

Este insomnio
es como la planta de apio
que compré hoy y se ramifica,
lo abro rama por rama,
desnudo su cabellera
y arde su cresta verde.

Otro día tendrá distinta apariencia
y lo despuntaré
como al lápiz que rompe su grafito.
Escribiré con él
con los dedos acurrucados
alrededor de la madera pretenciosa.

Pero hoy tengo este tallo jugoso y descosido.

Nunca tuve un insomnio así,
tan naturista.

(de Nocturna, Ediciones Diatriba, 2009)




Analía Giordanino
(Santa Fe, Argentina, 1974)
POETA/NARRADORA/PROFESORA DE LETRAS
para leer más en: POETAS ARGENTINOS
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...